Ir al contenido principal

Entradas

La solución del problema eres tú

¿De qué sirve pensar tanto en la solución de un problema, si la solución del problema eres tú? Es tu manera de ver el "problema" la que puede darle la mejor solución. No son tus "magníficas" tres ideas de solucionar la situación las que te llevarán al resultado que deseas.  Es muy posible que tus ideas para "solucionar el problema" sean bastante limitadas y seguramente han sido pensadas desde tu miedo y no desde tu serenidad y confianza... ¿de qué sirve pensar cuando lo que piensas es "miedo"? La solución del problema, es solucionar tu problema interno para ver con claridad aquello que aún no has logrado observar.
Entradas recientes

Vivir en vida

Al nacer y al reinventarnos, cada ser humano es como una hoja de papel en blanco, un papel que no contiene nada pero también contiene todas las posibilidades.
Cada uno de nosotros está llamado a escribir en esa hoja en blanco: lo que es posible (según lo que conocemos), lo que es imposible (según nuestros miedos y creencias), lo que es visible (según lo que consideramos que es nuestra realidad) y lo desconocido (según la capacidad que tenemos de creer y confiar en lo milagroso o desconocido).
Cada nuevo día tenemos la oportunidad de reescribir o modificar lo que en ese papel hemos escrito. Al final de cuentas, el presente y el pasado se pueden transformar cuando aprendemos a observar “la misma escena” desde una percepción diferente. Somos libres de observar el pasado desde el dolor y sufrimiento, o bien, observarlo desde lo que la vida nos está mostrando para fortalecernos y demostrarnos que aquello imposible y desconocido en lo que no nos atrevemos a confiar, es tan real como nuestros …

Cuando ya no esté contigo...

Cuando esté lejos y haya partido. Cuando ya no esté aquí para observar tu vida, aplaudir tus logros y abrazarte en tus caídas. Cuando ya me haya marchado y mi tiempo de transformar el mundo para que tú no sufras y seas incluido se haya agotado. Cuando ya no pueda ser más tu voz, tu sentir, ni tu pensamiento. Cuando ya sea demasiado tarde para enseñarte aquello que me negué a enseñarte por miedo a que no lo lograras. Cuando el tiempo se haya agotado y ahora te quedas tú con lo que juntos construimos y no terminamos. Cuando no esté para defenderte de un entorno hostil y poco incluyente y no tengas las herramientas para gritar tus necesidades. Cuando debas pedir ayuda y tu dificultad en atención conjunta y tu lenguaje no te permitan hacerlo. Cuando ya no pueda ser yo quien justifique tu comportamiento ni tus desplantes. Cuando ya no esté más para gritar al mundo entero que tu diagnóstico te limita y a mí también… No esperes a que la vida te alcance para cumplir tu ciclo de vida. No esperes…

¡Vive! La vida es corta y hermosa

Los seres humanos somos "extraños". En muchos momentos de nuestra vida, pensamos que "lo sabemos todo" y nos damos el lujo de tener siempre una respuesta para todo, aunque no sepamos ni qué hacer con nuestra propia vida. Ese pensamiento de: "lo sé todo", nos lleva a cerrar nuestra mente y a bloquearnos del descubrimiento de nuevas perspectivas mágicas sobre la vida. NADIE tiene "la verdad", sin embargo, todos tenemos nuestra propia visión de "la realidad". NADIE tiene el método perfecto para lograr la paz interna y la felicidad. Cada persona debe encontrar su propia manera de llegar a experimentar paz  y felicidad. La felicidad no garantiza una vida libre de crisis, tristeza y dolor, pero sí garantiza la actitud adecuada y la fortaleza para salir de estados de miedo utilizando nuestras propias herramientas de auto-superación. Vivir en felicidad significa dejar de vivir en el drama y el victimismo, porque ser feliz te lleva a comprender q…

La intención de "cambiar" a tu hijo

Es bien sabido que los padres de familia siempre queremos “lo mejor" para nuestros hijos. La cuestión es que eso a lo que llamamos “lo mejor”, en muchas ocasiones lo decimos pensando en lo que creemos que hubiera sido o es, lo mejor para nosotros y olvidamos considerar la personalidad, emociones, sentimientos, puntos de vista, retos y dificultades de nuestros chicos. Cuántas veces decimos a los hijos: “quiero que tengas o logres lo que yo no pude tener o lograr”, sin que tomemos en cuenta que esto representa una carga muy grande sobre sus hombros. En realidad no estamos deseando que ellos logren lo que ellos desean, sino que esperamos que ellos logren lo que nosotros no logramos. De esta forma, les negamos la posibilidad de elegir quiénes quieren ser, para llevarlos a convertirse en “mi YO”, el que no logró tener o hacer tal o cual cosa, por las circunstancias de vida que me tocaron vivir. Este tema es muy delicado y confuso, ya que los padres en realidad deseamos “lo mejor” para n…

¿Cuál de mis hijos es “el especial”?

"Tengo dos hijos increíbles, ambos con deseos, sueños, retos y necesidades “especiales” y ambos con diferentes “condiciones” de vida: uno diagnosticado con autismo, el otro diagnosticado como “normal”. ¿Cuál de los dos tiene realmente necesidades especiales? ¿El que aprende de una forma o el que aprende de la otra? ¿Quién es realmente el “especial”?: El que usa sus propios medios para expresar sus emociones y sentimientos con un vocabulario muy limitado. El que camina por la calle o va conmigo a un restaurante y la gente voltea a ver por sus movimientos estereotipados y que a todos les parecen “raros”. Al que llevo a ver una película de dibujos animados con 20 años de edad y se levanta del asiento a bailar la canción mas pegajosa de la película y nos mandan callar o salir de la sala. Aquel con el que he tenido que aprender que “salir corriendo de una fiesta” puede significar que hay una dificultad en su procesamiento sensorial de los sonidos, las luces, la muchedumbre y los olore…

Cambia la manera de ver a tus hijos y tus hijos cambian

El cableado físico del cerebro cambia según los pensamos que se mueven a través de él. Si tus pensamientos son de temor, preocupación, ansiedad , negatividad o dolor, estás conectando las  “conexiones” (valga la redundancia)  para que surjan más pensamientos similares. Si diriges tus pensamientos hacia el amor, la compasión, la gratitud y la alegría creas la conexión para repetir esas experiencias. Cuando experimentamos momentos de enojo, frustración, tristeza o ansiedad por una situación que estamos viviendo con nuestros hijos, la pareja, en el trabajo, etc., generalmente comenzamos a generar pensamientos de miedo o tristeza (finalmente la tristeza también es miedo) que provienen de ese estado emocional en el que nos encontramos. Tomamos como referencia (de manera inconsciente) eventos que hemos vivido anteriormente o que recordamos de la experiencia de otros que pasaron por una situación similar, y con esa información generamos la proyección futura del evento que estamos viviendo en…